English / Español

Carpetas de presentación

Cuando hablamos de dípticos no sólo nos referimos a los folletos de cuatro paneles, sino también a las muy populares carpetas de presentación, dado que, técnicamente hablando también son hojas plegadas en dos partes. En esta página Ud. podrá conocer sus rasgos característicos y algunas de las principales claves para su diseño. Estas carpetas son realmente útiles para presentar el material gráfico de una empresa en forma ordenada, dentro de eventos comerciales. Si Ud. quiere que su empresa cuente con una imagen confiable y profesional, entonces no dude en invertir en estas magníficas carpetas.

Una carpeta de presentación es una herramienta de marketing que consiste en una hoja de papel grueso y resistente plegado en dos partes, que tiene en su portada el nombre de una compañía y su logo. Dentro de la carpeta hay uno o dos bolsillos en los que se guardan los “inserts”, hojas sueltas que difunden las actividades de una empresa, como así también volantes, dípticos propiamente dichos, trípticos, postales, calcomanías y todo el material impreso que una organización desee entregar a su público. Por lo general una carpeta de presentación cuenta con solapas que aseguran la buena conservación de los papeles interiores. También en uno de los bolsillos hay una ranura para mostrar una tarjeta personal con la información de contacto.

Beneficios

¡Ordene ya realizar carpetas de presentación para su empresa! En BIFOLD-BROCHURE.COM enumeramos brevemente los beneficios más importantes por los cuales es realmente conveniente para Ud. y su compañía contar con estas piezas de máxima calidad, especialmente si está pensando en organizar un evento comercial con sus clientes:

  1. Las carpetas construyen una imagen sólida de profesionalismo corporativo ante el público. Las personas asocian la calidad de diseño, de impresión y del material con la calidad de una empresa, por lo que, si Ud. dispone de buenas carpetas, su empresa será bien valorada. El público conservará este material, le dará credibilidad y así su empresa se fijará en la mente de muchas personas.
  2. Las carpetas de presentación tienen por función organizar y agrupar todos los materiales impresos que una empresa quiere ofrecer a su público: inserts, volantes, dípticos, trípticos, postales, calcomanías, tarjetas personales, cartas, etc. Se evita la confusión, la dispersión y la pérdida de material diverso. Son útiles tanto para la empresa como para los receptores.
  3. Dado que están hechas de material muy resistente, las carpetas sirven de protección para los papeles en ellas presentados. Así, estos duran más, ya que no son dañados ni por el tacto ni por los factores ambientales.
  4. Las carpetas tienen una larguísima vida útil, ya que siguen sirviendo aunque una empresa sufra distintas modificaciones. Precisamente para que duren infinitamente, no se incluye en una carpeta más que el logo y el nombre de la compañía. Es decir, no se coloca la información de contacto porque es un contenido que suele cambiar. Así, ante los cambios, sólo es necesario modificar los inserts, pero no modificar las carpetas.
  5. Permiten personalizar la información. Ante públicos diferentes es posible armar carpetas de presentación con distintos contenidos acordes con los destinatarios. De esta manera, por ejemplo, una empresa de computadoras puede ofrecer carpetas con folletos sobre cuestiones técnicas, destinadas al público especializado, y también otras carpetas con inserts de contenido más sencillo para los consumidores medios. Al poder llegar a todas las personas deseadas, las posibilidades de ventas aumentan enormemente.

Criterios de diseño

En esta sección nos dedicamos a señalar algunas de los criterios que tienen en cuenta los diseñadores profesionales a la hora de realizar una carpeta de presentación. En primer lugar es necesario conocer el tamaño y el formato de la carpeta básica, tradicional u “original”. Esta tiene dos tapas, cada una de 9’’ x 12’’, y presenta dos bolsillos internos de 4.25’’ de alto que forman una V. Este modelo de carpeta permite guardar inserts del tamaño de una hoja carta, es decir, de 8.5’’ x 11’’. Entre las variantes de esta carpeta podemos mencionar: bordes rectos, bordes redondeados, bolsillos más pequeños, un solo bolsillo a derecha o izquierda. Los bolsillos pueden tener forma recta, diagonal o curva, y pueden estar en posición vertical. Se pueden incorporar solapas a la carpeta para que no se caigan los materiales. Estas solapas pueden agregarse en los costados derecho y/o izquierdo y también en la parte de arriba, a la derecha y/o izquierda.

Existen algunas carpetas especiales: algunas tienen una ventana en la portada para despertar la curiosidad de los destinatarios, otras tienen lomo, para poder soportar muchas piezas dentro sin perder la forma. En otros casos hay carpetas que tienen una pestaña de color (y muchas veces plastificada) para poder funcionar como archivos. También son muy populares las carpetas de presentación que incluyen un porta CD o DVD. Presentados los modelos más usuales, enumeramos ahora las pautas para diseñar carpetas e inserts con verdadero éxito. Aquí nos referimos a inserts como palabra general para designar a los distintos materiales guardados en una carpeta. De este modo Ud. no se sentirá perdido cuando contrate a un diseñador gráfico para la elaboración de sus carpetas y folletos. Entonces, tome nota:

Carpetas

En la tapa de una carpeta tienen que estar presentes el logo corporativo y el nombre de la compañía. Por lo general los diseñadores optan por no agregar información de contacto en la carpeta, dado que esta puede cambiar en caso de mudanzas o modificaciones de una empresa. Este criterio se adopta para no tener que reimprimir las carpetas, que son costosas, en caso de cambios en una compañía. La información de contacto, como también las listas de productos, servicios, precios y ofertas, como así también los nombres del personal, deben presentarse en los inserts, ya que se pueden reimprimir con facilidad si se producen transformaciones.

En casos especiales en los que una empresa desee invertir en una carpeta única para un evento especial, una buena opción es entablar un “diálogo” entre la carpeta y los inserts. Se puede o bien marcar un contraste entre ambos componentes, o bien establecer una continuidad gráfica y/o textual entre ellos.

Los diseñadores tienen en cuenta la cantidad de colores con los que va a imprimirse una carpeta, para así poder desarrollar adecuadamente su diseño. Si se opta por papel blanco una excelente opción es la impresión a todo color, ya que así la carpeta será verdaderamente llamativa. En un caso así es imprescindible laminar el papel, porque de lo contrario el papel blanco se arruinará con el uso. Otra posibilidad más económica y muy elegante es elegir un solo color, el más representativo de la compañía. A menudo los diseñadores eligen realizar las carpetas en papel de color, ya que tienen excelente calidad y quedan muy bien con la impresión en negro. También es frecuente que el logo y el nombre de la empresa se fijen a la portada con papel de aluminio, dorado o plateado, ya que así se obtiene una carpeta de gran sofisticación. En todos los casos, siempre los colores deben estar en armonía con la identidad de la empresa.

Inserts

Todo el material gráfico que se incluye en una carpeta tiene que tener un diseño armónico con el de esta. Además, los volantes, dípticos, trípticos, postales, etc., deben tener un diseño coherente entre sí. El principio de coherencia y homogeneidad es fundamental para que una carpeta de presentación sea verdaderamente elegante y dé una imagen profesional. Aún cuando cada pieza puede tener rasgos distintivos para ser reconocible, debe respetar la línea gráfica general determinada para una empresa: formas, imágenes, colores, tipografías, y demás.

Para aprovechar al máximo la diversidad del material incluido lo mejor es que cada insert tenga un contenido distinto. Es decir, cada uno debe poner el acento en un aspecto: filosofía corporativa, productos, servicios, ofertas, novedades, etc.

Es crucial que el texto de los materiales incluidos en una carpeta sea simple e interesante, para que el público lo lea placenteramente. En todos los inserts el contenido verbal tiene que estar organizado con claridad, separado en párrafos o en ítems, con títulos y subtítulos. Para facilitar la lectura es importante elegir tipografías de alta legibilidad, especialmente las clásicas, y también cerciorarse de que el color de las palabras contraste con los fondos.

Siempre en cada insert debe presentarse la información de contacto. Así, cualquiera sea la pieza que tome un cliente real o potencial, podrá tener a su disposición los números telefónicos, dirección de correo electrónico, dirección de sitio web, horarios de atención, sucursales y todos los datos necesarios para establecer relación con una empresa. Es imprescindible incluir la información de contacto en los inserts, dado que por lo general no se hará en la carpeta (para evitar tener que reimprimirla en caso de cambios en la compañía).

Recomendamos imprimir los inserts en papel ilustración de 100#, con terminación brillante o mate. Este papel es sumamente atractivo y elegante, además de ser muy resistente.


Visita nuestras páginas amigas

http://www.professionalbrochuredesign.com

Brochure Designer - Samples

http://www.trifoldbrochuredesign.com

Brochures Estimates - The Brochure Design Agency

brochure designer